PAGA EN 24 MESES SIN INTERESES

Importancia de las revisiones capilares

Importancia de las revisiones capilares

En España más de la mitad de la población padece o tiene riesgo de padecer alopecia en algún momento de sus vidas. Y actualmente se ha concientizado mucho más la importancia de las revisiones capilares.

La dermatología es un área de la medicina sumamente importante, aunque como no aborda órganos vitales según la percepción de muchas personas, las revisiones constantemente pasan a un segundo plano.

En la mayoría de los casos las personas sólo acuden al dermatólogo cuando padecen síntomas complicados, siendo el momento en el cual la enfermedad con afectación a la salud del cabello se encuentra más avanzada.

En este artículo nosotros te contaremos la importancia de las revisiones capilares y cuándo es conveniente acudir al dermatólogo para reforzar la salud de tu cabello.

¿Por qué son necesarias las revisiones capilares?

Existen algunas revisiones médicas que se han integrado como rutinarias en la sociedad, tales como acudir al ginecólogo cada cierto tiempo o visitar al dentista para revisiones periódicas. 

Sin embargo, las revisiones capilares suelen pasar a un segundo plano y solo cobran relevancia ante la presencia de síntomas o signos que reflejan algún tipo de afectación de esta índole. 

Pero en la dermatología así como en muchas otras especializaciones médicas, las revisiones apuntan a la prevención y al tratamiento rápido y oportuno que ayudan a amortizar los efectos de múltiples enfermedades. 

Por ejemplo, uno de los factores que puede asegurar mayor éxito en procedimientos como el injerto de pelo es detectar la caída de cabello a tiempo para promover un tratamiento eficiente. 

Prevenir enfermedades del cuero cabelludo

Aunque hay enfermedades que afectan al cuero cabelludo producidas por factores como patologías autoinmunes, la presencia de hongos, parásitos o bacterias pueden causar afectaciones en la salud del cabello. 

Incluso existen algunos factores del estilo de vida que aumentan el riesgo de padecer algún tipo de enfermedad que derive en la pérdida del cabello. Las revisiones capilares periódicas ayudan a prevenir este tipo de patologías

Tratar problemas capilares a tiempo

Cuando las enfermedades del cuero cabelludo no se tratan a tiempo aumentan las consecuencias tanto para la salud del cabello como para el propio bienestar de la persona. 

Por ejemplo, una infección producida por hongos o bacterias en el cuero cabelludo puede dar paso a la debilidad de los folículos capilares ya la posterior caída del pelo. Además que afecta con síntomas como el enrojecimiento, mal olor, descamación, ardor, etc. 

Acudir a revisiones capilares ante la presencia de los primeros síntomas ayuda a combatir la enfermedad mucho más rápido, además que es una excelente manera de prevenir consecuencias de mayor envergadura. 

Recibir diagnósticos más acertados

Las revisiones capilares también son excelentes alternativas para obtener un diagnóstico que no solo esclarezca el tipo de enfermedad sino también la posible causa para la misma. Por ejemplo, las razones por las cuales aparece la alopecia son distintas en cada caso. 

Aunque conforme pasan los años tanto por factores genéticos como por el mismo proceso de envejecimiento, la caída capilar acelerada puede aparecer. La verdad es que hay muchos otros factores que influyen en la pérdida de pelo

Por ejemplo, las enfermedades autoinmunes, los problemas hormonales, los efectos secundarios por el uso de ciertos fármacos e incluso el estrés pueden causar afectaciones en la salud del cabello. 

Mejorar el cuidado del cabello

Cada caso es diferente tanto a nivel genético como en lo que respecta a los hábitos emprendidos para el cuidado capilar. Precisamente por esto las revisiones no solo ayudan en la prevención y en el tratamiento oportuno, si no en aportar mejoras. 

La aplicación de ciertos tintes y productos capilares cuya composición se caracteriza por la presencia de químicos fuertes como el formol, pueden causar alergias. Mientras que algunos peinados pueden causar estrés mecánico y promover la pérdida del cabello. 

Pero todo este tipo de situaciones sólo pueden corroborarse a través de una consulta dermatológica que se basa no solo en la observación clínica sino también en el conocimiento del estilo de vida del paciente.

Capilares

¿A qué edad conviene hacerse revisiones capilares?

Suelen existir varias dudas acerca de cuál es la mejor edad para someterse a revisiones capilares con un dermatólogo. Realmente después de los 35 años merece la pena prestarle mayor atención a este tema, pero es algo que puede variar dependiendo del caso.

A continuación, te contaremos algunos factores que pueden acelerar o retardar la necesidad de someterse a revisiones capilares para prevenir, corregir o amortizar las consecuencias de ciertas patologías.

Autoevaluación capilar

La autoevaluación capilar es una buena técnica para decidir si es buen momento para asistir a una clínica capilar. Puedes tomarte unos minutos para observar en el espejo la longitud y fortaleza de tu hebra capilar.

Merece la pena que estés atento ante signos como la debilidad del cabello, la falta de engrosamiento natural de la hebra, la aparición de descamación en el cuero cabelludo e incluso la falta de cabello en ciertas áreas.

También debes tomar en cuenta signos como la caída de cabello en mayor medida, como tras peinarse o incluso los cabellos que puedan quedar en la almohada. A diario perdemos cabello, pero en una medida controlada, de lo contrario hay que acudir al especialista.

El rol de los factores genéticos

El principal aspecto que se toma en cuenta sobre a qué edad realizarse una revisión para comprobar la salud del cabello, es que los casos de alopecia pueden iniciar incluso desde los 20 años.

Por supuesto, en ese caso aparecen inicialmente como entradas en el pelo y como adelgazamiento de la fibra capilar que luego se torna más débil. Todo esto tiene una connotación genética que conviene tomar en cuenta para determinar la visita clínica.

¿Cuál es la importancia del cuidado del cabello?

A menudo se cree que la importancia del cuidado capilar solo está relacionado con garantizar una buena apariencia física, pero esto va mucho más allá de este aspecto.

El cuidado del cabello permite mantener el bienestar, sobre todo en torno a la prevención de enfermedades capilares que pueden afectar a la calidad de vida con síntomas como picores, erupciones, descamación del cuero cabelludo o incluso, dolor.

¿Cuántos tipos de tratamiento capilar hay y cómo se llaman?

Actualmente existen varios tipos de tratamientos que buscan corregir, optimizar y garantizar la salud capilar. Además, muchas veces tienen connotaciones estética, dentro de los más comunes encontramos:

  • Mesoterapia: amerita la aplicación de inyecciones intradérmicas que a partir de la administración de ciertas hormonas mejoran la irrigación sanguínea para fomentar el crecimiento del cabello.
  • Láser Capilar: su objetivo principal es mejorar la constitución de la hebra capilar y aumentar el crecimiento del cabello. Es un método no indoloro y muy popular hoy en día.
  • Bioestimulación: es una de las técnicas aplicadas para frenar la caída del cabello, se administra un compuesto nutritivo sobre el folículo y es esencial para el fortalecimiento de la hebra.

¿Cómo saber si mi pelo necesita hidratación o nutrición?

A menudo, las personas confunden la hidratación con la nutrición capilar y terminan apostando por los cosméticos equivocados.

Por ejemplo, si notas que tu cabello luce quebradizo pero además se siente áspero y con puntas abiertas, puede necesitar de una hidratación profunda.

En el caso de necesitar un tratamiento para nutrir tu cabello puedes prestar atención a algunos signos como la pérdida de fuerza y elasticidad de la hebra capilar aún cuando éste se siente suave al tacto.

Las revisiones capilares ayudan a entender las necesidades reales para fortalecer la salud de tu cabello, y también aportan como beneficio la capacidad de sugerir los productos cosméticos necesarios dependiendo del tipo de cabello.

¿Cuánto duran los tratamientos capilares?

El tiempo de duración de los tratamientos capilares va a depender del objetivo de su aplicación, es común que algunos abordajes básicos como la hidratación tengan una duración promedio de cuatro semanas.

Sin embargo, si se realizan tratamientos capilares clínicos como la mesoterapia para acelerar el crecimiento capilar, la duración puede ser de 3 meses o incluso más.

En el caso de la duración del injerto capilar, cuando el procedimiento tiene éxito y se realiza durante una buena fase de la alopecia puede tener una duración incluso de 25 años.

¿Cuándo se recomienda un tratamiento capilar?

Muchas personas creen que las revisiones capilares y los tratamientos para el cabello únicamente se realizan con fines estéticos, pero no solo se trata de hacer lucir la belleza sino de también garantizar el bienestar.

Se recomienda asistir a una clínica capilar si presentas molestias como picores, sensibilidad en el cuero cabelludo, ardor, inflamación, descamación del cuero cabelludo o pérdida capilar de manera prolongada.

Finalmente, ¿Cómo mejorar la salud de tu cabello?

Finalmente, debes saber que aunque las revisiones capilares son indispensables para saber qué puedes llevar a cabo para mejorar la salud de tu cabello, hay algunos tips que podemos compartirte.

Más allá de la aplicación de tratamientos capilares para abordar necesidades específicas, la nutrición y el bienestar emocional también influye en gran medida en la salud capilar.

Recuerda mantener una alimentación balanceada y desarrollar hábitos positivos para garantizar tu salud física y emocional. También debes elegir de manera correcta los productos para aplicar en tu cabello, evitando así producir daños.

Tabla de contenidos