PAGA EN 24 MESES SIN INTERESES

¿Qué efectividad tiene la mesoterapia capilar?

¿Qué efectividad tiene la mesoterapia capilar?

La pérdida prematura de cabello es una de las mayores preocupaciones en muchas personas, por ese motivo, urge un tratamiento efectivo y duradero. La mesoterapia capilar se ha convertido en una de las alternativas con mayor demanda por sus múltiples beneficios. Aunque una de las principales dudas es su grado de efectividad, tanto si la caída del pelo es excesiva o existen problemas genéticos o medioambientales.

En primer lugar, es necesario que un especialista realice un estudio y ofrezca el diagnóstico para abordar cada situación particular con más éxito. Las causas son distintas y varían, puesto que pueden ser genéticas, hormonales o por estrés. Aunque las sustancias inyectadas nutren y fortalecen el folículo piloso para prevenir la caída y mejorar la circulación sanguínea, que fomenta el crecimiento del pelo, los resultados varían según la condición del paciente.

¿En qué consiste la mesoterapia capilar? 

La mesoterapia capilar es muy eficaz, tanto en hombres como en mujeres, que sufren de estos problemas. Las tasas de éxito rondan entre el 60 % al 92 %, según los estudios y testimonios de los pacientes. Aunque esta efectividad depende de diversos factores, la mayoría empieza a notar una mejoría significativa después de varias sesiones. 

Aunque la mesoterapia capilar es uno de los tratamientos más solicitados en los últimos tiempos, antes de someterse a esta intervención es fundamental conocer si la persona es la candidata adecuada para obtener buenos resultados. Como hay diferentes tipos, conviene estudiar la mejor opción, ya que no es lo mismo una alopecia androgénica. 

La pérdida de cabello afecta significativamente en la autoestima de la persona, mayormente en las mujeres. Esto se debe a que forma parte de nuestra identidad y nuestro atractivo personal. Por este motivo, este tratamiento, que consiste en infiltrar agujas con los nutrientes básicos para activar los folículos pilosos y el cuero cabelludo, puede ser la mejor alternativa que una menor densidad.

Estos nutrientes, que suelen ser aminoácidos, oligoelementos, vitaminas y vasodilatadores, estimulan el metabolismo celular y la microcirculación para frenar la caída del pelo. Se trata de una técnica muy efectiva que garantiza un cabello más grueso y saludable. Por ese motivo, no es de extrañar que se haya convertido en una de las intervenciones más solicitadas para mejorar el aspecto y salud del cabello. 

¿Cuándo se recomienda la mesoterapia capilar?

Una de las preguntas más habituales en las consultas de los especialistas es si este tratamiento es efectivo en cualquier persona o, por el contrario, hay pacientes que son candidatos. Es cierto que, en algunos de ellos, los resultados son más efectivos; pero independientemente del sexo y la edad, hay que realizar un diagnóstico previo para detectar las necesidades. A continuación, dejamos los casos en los que se recomienda la mesoterapia capilar.

  • Alopecia areata 
  • Alopecia androgénica masculina y femenina 
  • Debilitamiento del cabello 
  • Efluvio telógeno agudo y crónico 
  • Pérdida de densidad capilar 
  • Mejorar la apariencia y salud capilar 

Tipos de mesoterapia capilar 

Antes de comenzar con este tratamiento para el pelo es fundamental conocer la condición del cuero cabelludo y la caída del pelo. Después de esta evaluación, será mucho más sencillo determinar si es el tratamiento indicado para la persona y qué tipo se adapta a sus necesidades. Veamos cuáles son los tipos de mesoterapia que suelen emplearse.

  • Mesoterapia capilar. Este proceso es muy habitual cuando se quiere prevenir la caída del pelo y fortalecer el cabello. Se inyectan soluciones intradérmicas (a menos de 4 mm de la superficie de la piel) que contienen las vitaminas y nutrientes que necesita la persona.
  • Mesoterapia areta. En este caso, consiste en tratar la alopecia areata con fórmulas que favorecen la regeneración de las zonas afectadas. Es una manera de estimular el crecimiento capilar en aquellas partes donde aparece la pérdida del cabello en parches.
  • Mesoterapia de alta densidad. En este procedimiento se emplean inyecciones concentradas para fortalecer los folículos pilosos y regenerar la dermis. Gracias a esta intervención se consigue aumentar la densidad capilar.

Lo más normal es que el paciente sea tratado en varias sesiones de 30 minutos para garantizar la efectividad. La periodicidad puede ser semanal o quincenal, aunque esto dependerá de lo que considere oportuno el especialista. Además, este profesional guiará sobre los cuidados necesarios para garantizar un buen resultado. La mayoría de las personas notan que el cabello está más fuerte y saludable después de la tercera o cuarta sesión.

Los beneficios de la mesoterapia capilar 

Los beneficios de la mesoterapia capilar van más allá de un tratamiento que previene o frena la caída del cabello. Además, se trata de una opción terapéutica para abordar otros problemas capilares, como la caspa, el exceso de grasa, los picores en el cuero cabelludo o los daños en la fibra capilar.

Está demostrado que también es muy recomendable para obtener un pelo con más vitalidad, resistencia y brillo. Para poder conocer su grado de efectividad, lo más conveniente es destacar cada ventaja después de someterse esta intervención indolora.

  • Estimula el crecimiento del cabello.
  • Se promueve la regeneración capilar.
  • Fortalece y mejora la calidad del pelo.
  • Reduce y retrasa la pérdida del cabello.
  • Neutraliza el exceso de dihidrotestosterona, uno de los factores más frecuentes de la alopecia en los hombres.
  • Estimula la circulación sanguínea en el cuero cabelludo.
  • Es un tratamiento sencillo que no suele tener efectos secundarios graves.
  • La mesoterapia en el pelo puede combinarse con otros tratamientos para potenciar los resultados.

En definitiva, la mesoterapia capilar es una técnica indolora y efectiva para recuperar y estimular el crecimiento del cabello en ciertos pacientes. La inyección con micronutrientes favorece el metabolismo del folículo piloso y previene la pérdida del pelo.

Aunque la cantidad de la dosis y la duración de la aplicación dependerá de las necesidades de cada persona. La intervención. que puede solucionar gran número de problemas capilares, puede durar entre tres meses a un año.

En caso de dudas, lo más conveniente es solicitar un asesoramiento profesional en una clínica recomendada como la nuestra. ¡Solicita información sin ningún compromiso!

Tabla de contenidos